La Gomera y el parque Las Ubiñas-La Mesa, reservas de la biosfera de la Unesco

La isla de La Gomera en el archipiélago canario y el parque natural de Las Ubiñas-La Mesa, en la cordillera cantábrica, han sido aceptadas por la Unesco para que formen parte de su red mundial de reservas de biosfera.

En total, según el comunicado difundido por la Unesco se añadieron 20 nuevos enclaves, dos de ellos transfronterizos, con lo que esa red mundial de reservas cuenta en la actualidad con 598 lugares en un total de 117 países.

Esas reservas son lugares designados por el programa sobre el hombre y la biosfera (MAB) de la UNESCO como sitios de experimentación de diferentes métodos de gestión integrada de la biodiversidad y de los recursos naturales, ya sean terrestres, costeros marinos o de agua dulce.

De La Gomera, el organismo destacó entre otros el Parque Nacional de Garajonay, inscrito también en la Lista del Patrimonio Mundial y que destaca por su bosque húmedo de laureles y por los cultivos en terrazas, “importantes por su gran significado cultural”.

De Las Ubiñas-La Mesa, se subrayó que comprende bosques maduros que conservan su estado primigenio y poseen “un alto grado” de biodiversidad, en el que hay también especies animales protegidas, como el oso pardo cantábrico, y un patrimonio cultural “de gran riqueza”.

El comité aprobó igualmente la ampliación de la reserva de biosfera de Doñana, designada como tal en 1980, y que con el cambio integra el área de transición no incluida en un principio y ensancha la “zona tampón”, con lo que se triplica su superficie total.

Por otra parte, la reserva de Sierra Nevada había sido nombrada en 1985 y con la nueva zonificación abarca actualmente el núcleo central de la cordillera penibética, cuyas “laderas abruptas son una muestra de la erosión glaciar que configuró su morfología en el pasado”.

La lista dejó fuera a la candidatura catalana de las Tierras del Ebro porque incluye en su perímetro la central nuclear de Ascó, pero, según explicaron a Efe fuentes de la UNESCO, puede presentarse otra vez el año que viene con una nueva zonificación.

Entre las nuevas reservas incorporadas a la red figura además la mexicana Tehuacán-Cuicatlán, “uno de los sitios donde se da uno de los más altos grados de diversidad y presencia de especies endémicas de todo México”, y entre las antiguas se aceptó la ampliación de la de Fray Jorge, en Chile.

Este año se inscribieron por primera vez reservas de Haití, Kazajistán y Santo Tomé y Príncipe y se aprobaron otros enclaves como la reserva Aya, en Japón, que alberga “uno de los más vastos bosques de hoja perenne todavía existentes” en el país, o la de Wakatobi, que comprende las cuatro islas principales de ese archipiélago indonesio.

La reserva senegalesa de Ferlo, la cuenca del Dordoña en Francia, “que cuenta con uno de los mayores estuarios de toda Europa”, o las chinas Jinggangshan y Niubeiliang fueron otras de las que completaron el listado de este año y pasan a ser “sitios donde se experimentan y aprenden prácticas de desarrollo sostenible”.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s