Avanzando al pasado: Aborto

Por Marga Bojart

Maquiavelo aconsejaba al Príncipe que para someter y mantener controlado al pueblo tomara decisiones definitivas, lo suficientemente graves como para dejarle paralizado y sin capacidad de respuesta. Porque según él la gente es capaz de revelarse ante pequeños agravios pero incapaz cuando es tan grande que parece que nada de lo que haga va a servir.

Este consejo ha sobrevivido a los siglos y hoy es el eje de la acción de gobierno. El PP lo ha hecho propio y lo ha mejorado añadiendo, como ya señalaba hace unos días Beatriz Gimeno, grandes dosis de sadismo, pues sólo esto puede explicar algunas de las decisiones tomadas, que ponen directamente en peligro la vida de la población.

La modificación de la regulación sobre el aborto, excluyéndolo en casos de malformación del feto, es el ultimo ejemplo de sadismo. Porque constituye el menor porcentaje de los casos de aborto pero el que probablemente conlleve el mayor sufrimiento. Y por eso el ministro de Justicia ha pensado que para reducir la violencia estructural de género lo mejor es obligar a las mujeres a llevar a término un embarazo con un diagnóstico de mal formación grave, sin tomar en consideración ni a la madre ni mucho menos al futuro bebé al que se le impone vivir sin analizar que vida se le está imponiendo, ni por cuanto tiempo la podrá disfrutar, ni cómo lo hará. Y es que no debemos olvidar que los recortes en sanidad y la práctica derogación de la ley de dependencia supone la desaparición de ayudas y recursos imprescindibles para garantizar a los recién nacidos la calidad de vida que merecen. Si esta reforma sigue adelante solo aquellos que tengan unos progenitores millonarios tendrán garantías de ser atendidos de forma adecuada, para el resto todo dependerá del azar.

Por otro lado, qué se pretende realmente con esta reforma, qué hay detrás. Solo cabe pensar que contentar a los grupos mas reaccionarios del partido, a la iglesia en su lucha contra lo que llama ideología de genero y desmontar el marco jurídico sobre que asentar políticas de igualdad y defensa de los derechos de las mujeres. Solo esto explicaría una modificación que no realizó Aznar en ocho años de gobierno y que socava la autoridad del Tribunal Constitucional, primero no esperando a su dictamen en el recurso de inconstitucionalidad que el propio PP ha interpuesto, y segundo regulando en sentido contrario al fallo recogido en la STC 53/85 en la que se declaraba la constitucionalidad de la despenalización del aborto en determinados supuestos. En casos de malformación del feto el Tribunal dictaminó que “el fundamento de este supuesto, que incluye verdaderos casos limite, se encuentra en la consideración de que el recurso a la sanción penal entrañaría la imposición de una conducta que excede de la que normalmente es exigible a la madre y a la familia. La afirmación anterior tiene en cuenta la situación excepcional en que se encuentran los padres, y especialmente la madre, agravada en muchos casos por la insuficiencia de prestaciones estatales y sociales que contribuyan de modo significativo a paliar en el aspecto asistencial la situación, y a eliminar la inseguridad que inevitablemente ha de angustiar a los padres acerca de la suerte del afectado por la grave tara en el caso de que les sobreviva”.

¿Alguno de los motivos por los que se estima la constitucionalidad del aborto ha desaparecido en la actualidad? ¿Entonces? Quizá con esta reforma consiga su objetivo D. José María Ruiz Gallardón, comisionado a los fines de interposición del recurso previo de inconstitucionalidad contra el Proyecto de Ley Orgánica de Reforma del art. 417 bis del Código Penal en 1983.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s