Parque de atracciones móvil con materiales de desecho para niñxs que viven en barrios pobres de Kampala

Parque de atracciones

Según la ONU, entre julio de 2009 y febrero de 2012 al menos 591 niños fueron secuestrados en Uganda y reclutados a la fuerza en sus ejércitos de guerrilleros.

Ruganzu Bruno Tusingwire es un joven eco-artista ugandés que en 2012 recibió el premio City 2.0 gracias a una fantástica idea: crear un parque de atracciones móvil con materiales de desecho para niños que viven en barrios pobres de Kampala.

La idea de Tusingwire de convertir miles de botellas de plástico en un parque de atracciones donde los niños puedan jugar y aprender es una forma imaginativa y optimista de involucrar y empoderar a los niños de su país. Ruganzu Bruno cree que el juego es una excelente herramienta para paliar los efectos de la pobreza, la falta de educación y del reciente y misterioso síndrome del cabeceo que afecta a tantos niños ugandeses.

Ser testigo de este tipo de sufrimiento ha llevado a Tusingwire a replantearse su misión como artista: “Pasé de hacer arte para ser colgado en las paredes (que tienen poca influencia en la sociedad) a hacer arte que resuelve las necesidades de la comunidad. Esto me ha ayudado a darme cuenta de mi valor para la sociedad.”

Parque de atracciones en Uganda

La idea de crear este parque de atracciones se remonta a su época de estudiante en la universidad de Kyambogo. Allí junto a otros artistas locales se involucró en el arte ecológico y comenzó a trabajar con un material barato y lamentablemente abundante: la basura.

“El arte es unificador, podemos usar lo que nos rodea para crear tesoros, oportunidades de empleo, y para mejorar el medio ambiente. Hay un maravilloso mundo de posibilidades que se nos presentan”.

Tusingwire es también el principal organizador y comisario de las charlas TED en Kampala, centradas en promover las diferentes formas en que los artistas locales podrían aprovechar los materiales reciclados como contenido para su arte.

Con los 10.000 dólares del Premio City 2.0 Ruganzu ha creado un programa de préstamos a mujeres eco-artistas para desarrollar sus ideas de negocio que ya apoya a 15 proyectos. También le servirán para ampliar el parque de atracciones y pasar de tener una sola atracción con forma de avión a convertirse en un parque de atracciones permanente.

Como dijo Pauline Kael: “La basura nos ha abierto el apetito por el arte.” Y el arte, en manos de un visionario como Tusingwire, puede dar a los niños un nuevo apetito por la vida.

Parque de atracciones en Uganda

El parque de atracciones de Ruganzu Bruno Tusingwire

Fuente: Arte Sostenible

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s