Hay comida para todxs si…

Esta entrada ha sido escrita por Alex Prats (@alexpratstweets).

Enough-food-for-everyone-if

Esta noche, una de cada ocho personas se irá a dormir con el estómago vacío.  En África, la situación es aún peor: prácticamente una de cada cuatro personas pasa hambre durante largos períodos de tiempo. El hambre azota de forma especialmente dura a niños y niñas: 2,3 millones de niños y niñas mueren cada año como consecuencia directa de la desnutrición.

Y, sin embargo, producimos comida suficiente para alimentar a toda la población mundial. ¿No es un escándalo que alrededor de 870 millones de hombres, mujeres y niños no logren vivir una vida digna por falta de alimento?

Estas cuatro propuestas que plantean más de 100 organizaciones británicas en su campaña ‘Enough food for everyone IF’ (‘suficiente comida para todos SI’, en @EnoughFoodIF) quizás no logren erradicar el hambre, pero sí supondrían el principio del fin del problema.

Uno: aumentar la ayuda destinada al desarrollo de la agricultura. El Banco Mundial estima que el crecimiento del sector agrícola es tres veces más efectivo en la reducción de la pobreza que el crecimiento en otros sectores, especialmente en áreas rurales. Es crítico favorecer la adaptación de los pequeños agricultores al cambio climático.

Dos: las tierras fértiles se deben utilizar para producir alimentos, en lugar de biocombustibles para nuestros vehículos. Cada seis días, inversores extranjeros adquieren en los países en desarrollo tierras con una superficie total equivalente a la ciudad de Londres. En los últimos años, el 58% de la tierra adquirida por inversores se ha destinado a la producción de biocombustibles destinados a los países ricos.

Tres: las empresas multinacionales que operan en los países en desarrollo deben pagar a los gobiernos los impuestos que les corresponden. De acuerdo con la OCDE, los países pobres pierden cada año por culpa del fraude y los paraísos fiscales el triple de la cantidad que recibe en ayuda. (…)

Cuatro: debe aumentar la transparencia, tanto de las intervenciones de los gobiernos en la lucha contra el hambre (por ejemplo, del presupuesto y gasto para desarrollo del sector agrícola), como de las empresas que operan en el sector de la alimentación. En la actualidad, el 90% de los granos básicos son comercializados por tan solo 5 empresas multinacionales. El poder que estas empresas ejercen sobre la producción y comercialización de alimentos es una amenaza constante para millones de personas.

Años atrás, los principales líderes mundiales se propusieron reducir el hambre a la mitad en 2015. Cuando estamos ya cerca de la fecha establecida, todo parece indicar que ni tan sólo nos acercaremos al objetivo. En África, de hecho, se ha pasado de 175 millones de personas desnutridas en 1990 (un 27.3% de la población) a 239 millones en 2012 (un 22.9% de la población). Lo cierto es que hay promesas. También ideas, como demuestra esta nueva campaña. Pero falta lo más importante: voluntad política.

Si quieres unirte a la campaña y pedir al  G8, liderado en 2013 por el Reino Unido, que tome medidas para llevar a cabo estas cuatro propuestas contra el hambre, puedes hacerlo en http://www.enoughfoodif.org.

Fuente: 3500 Millones. Ideas irreverentes contra la pobreza (El País)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s